domingo, 6 de junio de 2010

Poemas por el Día del Padre

VIOLETA HERRERO

TREINTA Y TRES AÑOS DESPUÉS

(A mi padre)

Ahora sé que en tus manos albergabas un sueño,
tan alto como un cóndor suspendías el alma.
Sé que volabas libre, que el pecho te reía,
sé que de tu persona pude aprender las alas.

Han pasado los años, ya no te lloro tanto,
un susurro te anuncia si vienes de visita
y tu paso en mi oído es un zafiro nuevo
que se vuelca en mi pulso y en mi amor que palpita.

Sobreviví a tu muerte mordiéndome los puños
y un cristal de impotencia se adueñó de mi mente.
¡Creí que no podría curarme de la pena!

Aunque nunca te olvide ni olvide tu simiente,
me consuela tu herencia detrás de mis rasguños
pues sé que de vos tengo, lo que tengo de buena.



------------------------------------------------------------------------


CELIA PECINI

TU SELLO

(Poema a mi padre)


La fortaleza, la sutil delgadez
de tu imagen vertical y perenne
recuerda mi mente en la mirada angulosa,
deseando verte llegar
envuelto en los colores del atardecer
y descender por el árbol del duraznero
adornado por la flor del viento,
verte en la morada de mi niñez
tenerte entre mis brazos
cobijar la palabra murmurante
ver en mis manos tu sello grabado
elegirte en los instantes sin espacio real
y poder conquistarte otra vez
en cada cabalgata de mi tiempo.
Padre del camino,
de raíces errantes de la vida
honrarte me hace enhiesta el alma
y dibujo con ella las escenas
de largas tertulias
entre el cielo y tu esbelta perennidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada