jueves, 13 de octubre de 2011

Carta del mes de octubre del 1er. Vicepresidente Ernesto Soler




Ernesto Soler




5 de octubre del 2011

Amigos del arte:
Es un placer para mí mantener este vínculo de unión cada mes. Escribirles se ha convertido para mí en una hermosa rutina. Algunos de ustedes me han manifestados que esperan cada mes mis cartas y siempre pienso que puedo decirles. Hay mucho que tratar, pero no todo es interesante. Vivimos en tiempos muy duros de llevar, se hace difícil la vida, más cuando queremos hacer algo y no podemos, es gravoso, frustrante. Se convierte en una carga tan pesada que no encontramos las fuerzas necesarias para cargarlas. Solo Dios nos da las fuerzas para todo y qué bueno es tenerlo a Él.
La crisis económica que enfrenta el mundo moderno nos ha robado las ganas de reír, sin embargo, seguimos siendo dueños de nuestra risa. Sin ser un actor profesional, de esos que dibujan una sonrisa por un libreto y que logran fingirla muy bien. Nosotros podemos darla desde el corazón y muchos estarán contentos de recibirlas, porque sonreír produce un efecto positivo en otros. Una sonrisa sincera, transmite sin palabras nuestros sentimientos. También es provechosa para la salud física. Influye positivamente en sentido emocional, ya que nos ayuda a estar de buen humor.
El Gran Maestro Jesús nos dijo que ‘de la abundancia del corazón, habla la boca’ El positivismo de nuestro corazón lo expresaremos con una sonrisa dibujada en nuestros labios. La calidez de una sonrisa hace que nos sintamos más cómodos y sobrellevaremos mejor las frustraciones y los desafíos. ¿Por qué no esforzarnos entonces por compartir con otros el valioso regalo de una afectuosa sonrisa? La risa es el mejor remedio. ¿Recuerdan al payaso Garrí y la receta que le dieron? Los médicos afirman que el estado de ánimo de una persona tiene mucho que ver con su estado físico. Yo, he buscado como terapia el reír y hacer reír a los demás. Por casi tres meses he estado participando en un Taller de actuación como comediante, pronto presentaré mi primer espectáculo con un saco de risas para regalar.
Es cierto que con sonreír no pagamos nuestros gastos, pero seremos positivos, miraremos la vida diferente a los demás. La sonrisa, es la luz del rostro, la que nos abre muchas puertas, la que genera aptitudes positivas y con ella construimos un camino para llegar a los demás donde encontraremos nuevos horizontes de esperanza.
Seamos felices y sonriamos.

Ernesto Soler.
1er Vicepresidente The Cove/ Rincon International

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada