lunes, 6 de junio de 2011

Carta del mes de Junio de 2011 de Ernesto Soler




Ernesto Soler- !er.Vicepresidente




Junio 1, 2011
Estimados amigos de aquí y de allá
Nosotros los que amamos el arte y nos esforzamos por expresarlo en cualquiera de sus facetas, nos sentimos contentos cuando alcanzamos un escalón en esta difícil faena. Nos sentimos contentos con los logros obtenidos y poco a poco van llegando los admiradores de nuestro trabajo. Todos ponemos ALMA, CORAZON Y VIDA con tal de ser exitosos, una meta que debemos tener.
Escribir, pintar, actuar, cantar, son algunos dones que muchos poseen. Habilidades que los convierten en personas atractivas o carismáticas. Se dice que esta cualidad especial es un don que nace con ciertos individuos. Otros dicen que no se compra, ni se vende, simplemente se tiene o no se tiene.
El carisma es una cualidad individual que por lo general se desarrolla con el tiempo y de acuerdo a determinados elementos que tienen que ver con la personalidad, la facilidad de expresarse de una persona y la habilidad de comunicarse de manera simple y atrayente, manteniendo el interés y despertando la atención por el contenido del mensaje y la forma de presentarlo. Poseer esta cualidad atrae la atención de otros quienes transforman a la persona en un ser motivador, seductor y magnético en diferentes niveles sociales. El CARISMA puede ser comparado con un imán.
Los estudiosos señalan que esta cualidad es una técnica de liderazgo, es fácil de adquirir y difícil de mantener. Para lograr carisma, basta con interesarse por la gente y demostrar verdadero interés en ella como lo hicieron, Martin Luther King, Juan Pablo II y Ghandi.
Otros recurrieron a ese arte con fines negativos como; Hitler, Mussolini y Stalin en épocas pasadas y mas reciente encontramos a Hugo Chávez y Fidel Castro por mencionar algunos quienes alimentaron su ego transformando el carisma que tenían en arrogancia. Ese hábito de creerse superior, mejor o con mayor poder que los demás.
La ARROGANCIA es una cualidad que se refiere al excesivo orgullo de una persona. Esta cualidad negativa es el producto de la compensación que ocurre en el ego por tener una autoimagen inflada. Es la clase de personas que no quieren bajarse del pedestal que se han construido y pretende ejercer los derechos que cree tener por la importancia que se atribuye a sí misma, basada en su autoimagen mientras considera a otros por debajo de su nivel, al poseer talento, belleza, o mejor rango económico, social o cultural. Son como el gato, que al mirarse en un espejo presume ser un león.
El carisma deleita y la arrogancia cansa, hay que saber cómo nos proyectamos, que imagen queremos dar de nosotros mismo.
La arrogancia la sostenemos un tiempo y como la piedra en nuestras manos se va haciendo más pesada, hasta que la dejamos caer haciéndose pedazos ante nuestros ojos. Así sucede con aquellas personas que con su arrogancia la estamos comparando con la piedra y la bajamos de su pedestal.
Recuerde que somos como el agua, fluimos, y vamos haciendo nuestro propio camino. Podemos ver la misma cosa y hallar algo diferente; trasmitir el mismo mensaje y pocos lograremos llegar al corazón del que escucha.
Piensen que somos; Una PIEDRA pesada que pueden dejarnos caer, o como el IMAN que atrae por el magnetismo que posee.
Hasta la próxima.
Ernesto Soler
1er Vicepresidente
The Cove/Rincón International


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada