sábado, 12 de marzo de 2011

Carta del mes de marzo del 1er. Vicepresidente Ernesto Soler

Marzo 1 del 2011 Estimados amigos y amigas Apreciar ¿qué significa esta palabra? Digamos que entre algunas cosas significa: ‘estimar’ ‘valorar ‘respetar’ ‘considerar’. Desde que nacemos se nos enseña la importancia que tiene el aprecio. Esto no lo intuimos cuando aun somos pequeños pero si desde esa temprana edad nuestro cerebro va guardando todas las cosas buenas que nuestros padres van haciendo por nosotros hasta que logramos comprender el valor que ellos tienen. Después que dejamos la infancia y la dura etapa de la adolescencia alcanzamos la edad adulta y miramos los asuntos de una manera muy diferente, porque ‘cuando éramos niños pensábamos y actuábamos como niños, pero en la adultez pensamos y actuamos como adultos’ (aunque siempre dentro de nosotros esté durmiendo el niño que fuimos). Para aprender a valorar las cosas se requiere conocimiento y durante la vida lo vamos adquiriendo y nuestras propias experiencias pueden hacer que lo aprendido toque nuestro corazón. Ahora llega el momento en que estimamos y apreciamos lo que nuestros padres hicieron por nosotros cuando fuimos niños, comprendemos el valor inmensurable que ellos tienen. Con amor y disciplina nos encaminaron en la vida quizás con algunos tropezones desagradables pero avanzamos sabiendo que allí estaban ellos dispuestos a darnos el apoyo necesario y así poder continuar adelante poniendo en práctica en nuestra familia todo lo aprendido. Seriamos laboriosos, responsables, preocupados y amoroso para que nuestros hijos aprendan de igual forma a demostrar aprecio, mas no podemos olvidar valorar el esfuerzo de ello para poder alcanzar sus propias metas, logros que nos llenaran de orgullo. Recuerde esto, no vasta con decir cuanto apreciamos algo o a alguien, nuestra vida nos dará el tiempo para que lo demostremos. ¿Y que decir de nuestros amigos sinceros? Esos que nos han mantenido en un espacio de sus corazones al mismo tiempo que nos extienden la mano y son receptores de nuestros problemas. Tenemos muchas razones para apreciarlos también. Debemos apreciar el trabajo, valorar lo que tenemos, lo que aprendemos, el instante que vivimos, ese momento feliz que aunque efímero nos llena de satisfacción. Y ¿qué decir de esa esposa o compañera con quien estamos compartiendo nuestra vida formando una familia? ¿Sabemos cuanto vale ella por todo lo que nos brinda? Esa mujer es amiga, esposa, ama de casa, cocinera, madre, consejera, nos ofrece una atención personalizada y muchas cosas más en una sola persona. Una mujer virtuosa no es fácil de encontrar, yo soy afortunado, tengo una y si usted también la tiene demuéstrele cuando la aprecia. Ha pensado que ella merece ser premiada como la mejor esposa del mundo, o la mejor madre, o la mejor amiga. Este mes es dedicado a la mujer, demostremos a ese sexo femenino que nos acompaña lo importante que es para nosotros. Apreciemos nuestros ojos con los que vemos las cosas hermosas que nos rodean en la vida. Ante un paisaje, unas montanas, el mar, el cielo azul o una noche estrellada, ¡disfrútelo! Escuche cuando la Naturaleza le hable. Brinque, salte, corra mientras pueda hacerlo, recuerde que hay muchos que carecen de esos privilegios. Cada día deleitémonos de la vida a plenitud, como si este fuera nuestro último día de existencia. Evitemos las discordias, los malos entendidos, situaciones que nos resten espacio y tiempo para ser feliz. Sin importar nuestra edad, hagamos metas y vayamos en por de ellas. Como escritores y poetas sigamos buscando fuentes de inspiración para que nuestro corazón se regocije y contagiemos a otros con nuestro alborozo, al mismo tiempo estaremos demostramos aprecio y agradecimiento a aquel Ser que nos ha dado todas las cosas, Dios. Hasta la próxima, mis muy apreciados lectores Ernesto Soler 1er Vicepresidente The Cove/Rincón International

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada