jueves, 17 de febrero de 2011

Un Premio Merecido



Por Sonia Castro


El proximo dia 3 de Abril se llevará acabo un almuerzo bailable en el Gables Banquet Hall de Coral Gables, organizado por The Cove/Rincón Internacional, con motivo de que sus miembros, familiares, patrocinadores y amigos pasen una tarde de solaz esparcimiento.
Esa tarde también será premiado con el “Quiet Hero Award”, el Sr. Manuel Villanueva, no solo por ser miembro fundador de nuestra Organización, brillante poeta y músico, sino porque su vida merece ser honrada como el patriota y gran ser humano que es.
Villanueva (como cariñosamente le llamamos sus amigos), desde la temprana edad de 20 años, conoció el horror de las cárceles castro-comunistas. Preso Político por “16 años y 5 días” como dice él, vivió en carne propia como otros muchos cubanos dignos, el sufrimiento y el abuso de la tiranía más larga del Continente.
Su ida al presidio se debió a una Conspiración contra los Poderes del Estado, que se gestaba entre los estudiantes universitarios de su curso, para dar apoyo a la Invasión de Bahia de Cochinos que los cubanos exilados llevaron a cabo contra la dictadura, en el año de 1960 y que fue tristemente apagada.
Comenzó a escribir versos y música en las celdas de Isla de Pino y fue allí según sus palabras, “que debído a todo lo que sufrí y tuve que presenciar, surgiéron composiciones que hoy en día han quedado en mi historia. Pero hay una especial, se llama La Montaña y en el año 83/84, por pedido de los Presos Políticos aquí en el exilio, se convirtió en el Himno de todos nosotros. La grabé a petición de ellos y hoy, repito, nos identifica como uno solo. Eso para mi, es un gran honor.”
Hombre apacible y gentil, Manuel canta y toca el violín.“Desde los 6 años, mi padre que fue un caballero español, me puso el violín en las manos. Fue mi maestro” cuenta, y recuerda “ Estando en la Isla, fui llamado ( un día de visitas) por un esbirro llamado “campión” que me preguntó: ¿Sabes tocar el violín? y poniéndolo en mis manos dijo “¡a ver toca!”Recuerdo que interpreté Fascinación, pero mis compañeros desde las celdas gritaban, “¡Toca La Montaña Manuel!”- Hace una pausa y prosigue “En aquel lugar, nos golpeaban todos los días, y en ocho años llegamos a ser 15,000 prisioneros de conciencia… Fueron años muy difíciles.”
Después, para cambiar un poco el tono triste de su historia, le pregunté: “ ¿Y no le has escrito al Amor?”
“ ¡Sí! Una noche hace unos años, tuve que llamar al rescate de urgencias pues el corazón quizo jugarme una mala pasada y estuve hospitalizado. Mientras me recuperaba de todo aquello y pensando que no lo había echo, me dije: ¡Caramba! Cuando salga de ésta, escribiré al Amor. De ahí surgió mi poemario # I que se titula: “Cantando Amores” luego vino el # 2” con el mismo titulo.
“¿Tu esposa Lourdes los inspiró, cierto?” pregunté
“¡No! si tú supieras que no. Me inspiré en una mujer distante, diferente… mientras escribía, pensaba en Cuba. Ella era la musa de mis versos. Me veía caminando por las calles de Santiago de Cuba, por sus avenidas, frente a sus portones…También me imaginaba en Sevilla. Así fue que escribí el poemario. Sin embargo- dijo travieso- el último poema sí es para mi esposa, se titula “Te he Dicho”
Sonreí y le dije,“Estimado Amigo, quiero hacerte dos preguntas, la primera:
“¿Cual es tu visión de La Libertad?”
Después de un marcado silencio me respondió, “ Solo te diré una palabra, Respeto…algo que se ha perdído en Cuba y que será muy difícil rescatar… también Democracia. Ambas van juntas: Respeto y Democracia.
La segunda pregunta es: “Tienes alguna esperanza, algún sueño que puedas compartir?”
“ ¡Me gustaría regresar a Cuba Libre! Pero me hubiera gustado hacerlo con dos hermanos de prisión…José Guerra y Benigno Rodríguez. Pero eso ya no podrá ser, pues ambos fallecieron”- dijo con voz apagada.
“Querido Villanueva, al dedicarte estas líneas quiero decirte lo siguiente con mucha admiración y respeto: Sé, que algún día regresaremos… si no en cuerpo será en espíritu, pues el Amor que sentímos por nuestra inolvidable Patria nos dará alas para volar a su encuentro y todos aquellos golpes que recibiste en La Cantera, serán surcos de Luz en tu alma transformada que iluminarán las calles del Santiago que tanto amas. ¡No lo dudes Manuel!
Hoy, celebramos tu vida, tu ejemplo y tu enseñanza. Recibe con nuestro más grande amor fraternal, éste humilde pero sentído homenaje del Quiet Hero Award que The Cove/Rincón te otorga… y que Dios te Bendiga!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada