miércoles, 3 de noviembre de 2010

Carta del mes de Noviembre del 2do.Vicepresidente Ernesto Soler


Noviembre 1 del 2010
Respetables amigos lejanos y cercanos
En mis pasadas vacaciones, una vez más visité México, en esta ocasión Playa del Carmen y Xcaret, este último, justamente en la Riviera Maya es un lugar lleno de una exuberante belleza natural, no muy lejos de ser un lugar paradisiaco. De las típicas artesanías mexicanas mi esposa compró una cerámica de losa llena de colores con la inscripción ‘Una risa es la distancia más corta entre dos personas’ y pensé propicio compartir con ustedes el valor que tiene una sonrisa. Recuerdo una cita Salomónica ‘El corazón puede estar con dolor y aun podemos sonreír’ (Proverbio 14:13) Es cierto, la risa es algo mágico que nos regala Dios y nos ayuda a que podamos hacer un cambio de actitud mental que nos puede ayudar a la disminución de una serie de padeciendo, por no decir enfermedades. Algunos estudios dicen que cuando reímos liberamos endorfinas, el nivel de colesterol se reduce, favorece a la digestión y al corazón. Con la magia de la risa seremos capaces de cambiar la oscuridad en luz, lo negativo en positivo. Un ejemplo vivo es la polifacética argentina Violeta Herrero ganadora del poema presentado en nuestra XV Gala, ella a pesar de las adversidades por la que ha estado pasando se ha convertido en un Ave Fénix y con un buen sentido del humor hizo el libro ‘Cuentos para leer en el baño’ motivando en sus lectores, como era de esperar, un momento para reír. La talentosa escritora es motivo de inspiración para cada uno de nosotros. Con la risa no se exterioriza el pesar que tenemos dentro, pero si logramos obtener un alivio a la carga que llevamos. Mi suegra, Carmen Ruiz escribió ‘La risa es un cascabel que sale del corazón, la risa siempre será mía aunque no sea feliz’. Al nacer se nos enseña a llora, mientras la risa aun duerme dentro de nosotros y cuando abrimos los ojos aflora en nuestros labios una sonrisa que contagia como una enfermedad a todos aquellos que nos miran. Sin importar la edad que tengamos, todos llevamos en nuestro interior un niño, un niño que necesita reír. La sonrisa es igual a la música, un idioma internacional con la que comunicamos nuestra felicidad a otros que al vernos nos comprenden. Dejemos que esa expresión de alegría llene los espacios vacios que podamos tener en nuestras vidas mientras también motivamos a otros a reír. Alguien dijo sobre la sonrisa: ‘No somos tan ricos para pensar que no la necesitamos, ni tan pobres para decir que no la podemos regalar’. La próxima vez que se vea en un espejo sonríase y usted recibirá de vuelta esa sonrisa. Así es el mundo en que vivimos, un espejo, si andamos con un estandarte de sonrisa se nos presentaran en el camino muchas oportunidades. Recuerden que nosotros los artistas somos capaces de ver la vida diferente a los demás, con un poco de optimismo y un toquecito de locura. Para que me regalen una sonrisa les cuento una anécdota de cuando yo apenas tenía 4 años de edad. A mi casa llegaba un fotógrafo para retratarme y no creyó que estaba con fiebre cuándo vio la sonrisa que dibujaba en mi rostro y mi abuela materna dijo: ‘Él es feo, pero contento".
Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.
Ernesto Soler
2do Vicepresidente The Cove Rincón Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada