domingo, 6 de junio de 2010

Ernesto Soler - 2º Vicepresidente - Carta mes de Agosto


2 de Agosto del 2010

Apreciados amigos y amigas:

Motivados por las palabras de mis amigos en la distancia, quiero iniciar esta carta dándoles las gracias y felicitando a los argentinos quienes junto a los uruguayos, bolivianos y chilenos celebraron el pasado 20 de Julio, el día del amigo y me siento honrado con el mensaje recibido donde me felicitan en ese acontecimiento.
Es bonito que lo llamen a uno ‘amigo’ o que podamos decir: ‘Esta persona es mi amiga’ El ser un amigo encierra muchas cosas que no todos podemos manifestar y es que a veces las circunstancias no nos permiten demostrarlo al grado que quisiéramos con quienes estrechamos lazos de amistad.Es un hecho verídico, no todos tenemos los medios, ni las posibilidades para expresar cuanto apreciamos a alguien, pero, es satisfactorio saber que ese que dice ser nuestro amigo lo ha demostrado con afectos sinceros o como el caso de la viuda del relato bíblico que dio de su indigencia todo lo que tenía.
La amistad se demuestra en las ocasiones difíciles, cuando necesitamos de alguien que escuche nuestras penas, que sea como un paño de lagrimas, con quien compartir nuestros sentimientos y secretos más profundos y aunque el cantante Roberto Carlos ‘quería tener un millón de amigos, en esos momentos duros son pocos los que aparecen. Recordemos la estrofa del tango ‘La cama vacía’ que dice: ‘Cuando uno está en condición tiene amigos a granel, pero si el destino es cruel y hacia el abismo nos tira, vemos que todo es mentira y que no hay amigo fiel’.
Amigos, son muchos, pero buenos amigos son pocos y eso lo comprobé una vez más unos días atrás. El mes pasado tuve la oportunidad de escribirles sobre la adversidad y no imaginé que esta se encontraba al doblar de la esquina. Llegó a mi casa sin ser invitada y vestida de ‘inocente’ ladrón, dejándonos perplejos sin comprender como fue que pudo apoderarse de nuestro dinero. ¿Qué hacer? Nos preguntábamos en la casa. Fue un golpe demasiado fuerte para poder estabilizar los sentidos y enfocarnos para buscar una solución. Recordé mi escrito y no permití que la adversidad ocupara mi enfoque. Puse en la balanza lo sucedido y lo que ya estaba previsto, amigos me extendieron la mano para auxiliarme y sacarme del hoyo donde malvadas y crueles personas me habían dejado caer.
Si uno es un amigo honesto, leal, desinteresado y siembra en una amistad estas cualidades recibirá devuelta sus buenas acciones. Hay amigos que dejan marcas indelebles en nuestras vidas que cuando se van como dijera Alberto Cortez, ‘queda un espacio vació, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo’
Cultivar los vínculos de la amistad, es crear eslabones que se unen para formar una cadena. La amistad puede ser como un barco en alta mar en medio de una tormenta, pero un ancla atada a una fuerte cadena bien forjada la ayudará a mantenerse a flote.
Nuestra organización literaria la componen una gran cantidad de diversas personas, no sabemos si nos consideran aun sus amigos, pero si los conociéramos puede surgir una bonita amistad. Nosotros no pudimos escoger a nuestros padres, ni el lugar donde nacimos, pero si podemos escoger buenos amigos. Aquellos que nos ayuden a levantar nuestra autoestima, que nos den energía con palabras de aliento, alguien que gane nuestra confianza. Nosotros también podemos ser aquella persona que alguien está esperando para ofrecernos su amistad.
Para todos mis amigos en la distancia y en la cercanía les dejo el poema del prócer cubano José Martí,

LA ROSA BLANCA
Cultivo una rosa blanca
en junio como en enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.
Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.

Hasta la próxima, si Dios quiere.
Ernesto Soler
2do Vicepresidente
The Cove Rincón Internacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada